22 años creciendo juntos...

PROPUESTA EDUCATIVA

“La educación tiene la misión de permitir a todos, sin excepción, hacer fructificar todos sus talentos y todas sus capacidades de creación, lo que implica que cada uno pueda responsabilizarse de sí mismo y realizar su proyecto personal.” Jaques Delors y Otros

VISIÓN

Apostamos a una educación integral, laica y bilingüe, mediante un proyecto que promueve la integridad del ser a través de valores de: respeto, solidaridad y tolerancia. Aseguramos calidad en educación en un proceso de mejora continua, priorizando el cuidado individual de cada niño, para lograr desarrollar sus potencialidades en un ambiente seguro y feliz, respaldado por un equipo de docentes calificados en cada área.

MISIÓN

En Imagínate nuestra propuesta pedagógica se basa en una propuesta educativa única, innovadora y familiar. Estimulando el desarrollo y crecimiento desde una orientación holística es decir contemplando aspectos intelectuales, creativos, artísticos, musicales, lúdicos, motrices, emocionales y ambientales, considerando fundamental hacerlo desde un marco de alegría, sostén, imaginación y amor.
La base de nuestro trabajo es que los docentes, talleristas y familias se involucren jugando y compartiendo activamente, lo que creemos genera procesos de enseñanza aprendizaje más eficaces.

Imagínate aborda todas las áreas de conocimiento y los contenidos estructuradores del programa vigente, con un enfoque globalizador, con propuestas integrales, que respetan las formas de aprehender el mundo que poseen los niños.
La formación integral del hombre es el fin último de la educación, solo admite la obra de un hombre pleno, libre, creativo, crítico, capaz de realizar opciones, de respetar el ritmo de los demás, de conocer el propio, de compartir, de escuchar, de ser escuchado, de ser respetado, de moverse, de descubrir su cuerpo y el espacio, en suma de aprender a vivir.
Este proceso comienza en una educación inicial y continúa en los niveles sucesivos de la educación, por eso creemos necesario avanzar más allá de la Educación Inicial, con una propuesta para Educación Primaria abierta, participativa, integral y personalizada, que apunte a un desarrollo integral y armónico del ser humano.
De esta forma garantizamos un proceso educativo de continuidad, que asegure el tránsito del niño por los diferentes niveles educativos, con sucesivas ganancias de aprendizaje, a través de un mismo proyecto.
Todos los niños son diferentes. Con el conocimiento muy personalizado de cada uno podemos desarrollar al máximo sus potencialidades, no para llegar a una estandarización, sino para descubrir sus capacidades y potencialidades, propiciando su evolución.

Imagínate… La imaginación es la máxima capacidad humana de creación.

La imaginación es el punto de partida. La misma no solo es capital de artistas, músicos y pintores, también es la base de arquitectos, ingenieros, matemáticos y la comunidad científica. Es a partir de ella que pensamos, creamos hipótesis e investigamos nuestro mundo. Es la facultad de representar el conocimiento simbólico. Por ello en Imagínate creemos que favorecer este importante aspecto humano genera no solo ampliar la riqueza creativa sino que también potencia a los niños y niñas en su desarrollo global. Cuando somos niños estamos en contacto con nuestra imaginación de forma más natural y lineal, de a poco vamos direccionándola a diferentes puntos de interés según el recorrido que tome nuestra vida. Pero no debemos dejar de tener presente que la sociedad donde vivimos tanto en lo que refiere a el capital intelectual como el de infraestructura en un conglomerado de ideas que muchos individuos o colectivos imaginaron que sería posible. Creemos firmemente en que si imaginamos crecemos y si confiamos en nosotros mismos creamos nuevos mundos.
Sembramos semillas de amor que esparcimos por todos lados, surcos que vamos abriendo desde hace 20 años, donde colocamos semillas, todas distintas, hermosas en la diversidad y sin embargo se complementan entre todas y completan el paisaje. Las fuimos regando con paciencia esperando que echen raíces, que crezcan, se desarrollen, florezcan y algún día traigan sus retoños.